El criptojacking afecta a casi el 40% en las organizaciones en todo el mundo